Conozca qué es transformación digital y cómo puede beneficiar a su empresa

Con el objetivo no solo de sobrevivir en el mercado sino también de obtener ventajas competitivas y convertirse en líderes de sus respectivas industrias, muchas compañías están emprendiendo lo que en el ambiente organizacional se ha denominado transformación digital. No obstante, para poder obtener beneficios de este proceso es necesario comprender a qué hace referencia este término y por qué se ha convertido en una tendencia global.

Mucho se habla por estos días de transformación digital. No obstante, como suele ocurrir con los términos que se vuelven de uso común, la referencia a este concepto no siempre es la adecuada ni alude a su verdadero significado ¿Cuál es entonces la verdadera acepción de transformación digital?

Generalmente, por transformación digital se entiende el uso de tecnología por parte de las organizaciones con el objetivo de tecnificar procesos de negocio. No obstante, cabe preguntarse ¿acaso esto no ha ocurrido desde hace décadas? si ese es el caso, ¿por qué entonces transformación digital se ha convertido en un término de amplia acogida?

Si bien es cierto que la tecnología se ha utilizado para automatizar y optimizar muchos procesos de negocio al interior de las organizaciones, esto no implica necesariamente que las compañías que empiezan su digitalización, es decir la automatización de procesos manuales y basados en el uso de papel, se estén transformando digitalmente.

Precisamente es en la palabra transformación en donde yace el quid de la cuestión. En términos generales, se puede definir transformación digital como la integración de tecnologías digitales en todas las áreas de negocio de una empresa, con el objetivo de generar cambios significativos en los modelos de operación que resulten en nuevas oportunidades de creación de valor para los clientes y de fuentes de ingresos para la compañía.

Dicho esto, se entiende el porqué del entusiasmo y las expectativas que se manejan en torno a la transformación digital. Por ejemplo, de acuerdo con la firma de análisis IDC, en todo el mundo la transformación digital podría llegar a tener un valor comercial adicional de $18 trillones de dólares.1 De igual forma, cifras de Gartner establecen que para 2020 los negocios digitales representarán cerca del 36% de los ingresos totales de una compañía.2 Estas cifras revelan que las empresas que implementan proyectos de transformación digital tienen como objetivo no solo aumentar sus ingresos sino también garantizar su permanencia en el mercado.

Ahora bien, ¿cómo contribuyen estas tecnologías a transformar las formas en que las empresas operan y cuáles son los beneficios que dicha transformación le genera tanto a la compañía como a sus clientes?

De acuerdo con un estudio realizado por el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), las compañías que han empezado a transformar sus negocios digitalmente se concentran en tres grandes áreas: la experiencia del consumidor, los procesos operacionales y los modelos de negocio.

En la primera área, el uso de herramientas tecnológicas como las Big Data Analytics, permite descubrir qué hace felices a los clientes y cómo se puede mejorar la calidad y el contenido de los servicios provistos; basándose en esa información, las empresas pueden desarrollar ofertas comerciales que se ajusten a las necesidades de los usuarios de sus servicios.

En relación con los procesos operacionales, la tecnología ayuda a automatizar los procesos repetitivos, de manera que las compañías puedan redestinar su personal hacia tareas más estratégicas y enfocar sus esfuerzos en aspectos como la innovación y la creatividad; de igual forma, la utilización de herramientas tecnológicas hace posible mejorar los procesos de toma de decisiones toda vez que utilizando esos instrumentos, las determinaciones tomadas en la compañía son basadas en datos y no en supuestos.

Finalmente, en cuanto a la transformación de los modelos de negocio, la incorporación de herramientas tecnológicas ayuda a redefinir los límites y las actividades de la compañía, así como su manera de hacer negocios. Esto es posible, por ejemplo, al complementar las ofertas físicas de productos con ofertas digitales, al introducir nuevos productos digitales y al transformar las operaciones de un marco nacional o multinacional a un marco global a través de la oferta de servicios digitales compartidos a través de alianzas con partners internacionales soportadas por sistemas de integración.

Le recomendamos leer “Tres factores que debe considerar antes de iniciar su transformación digital”.

La transformación digital es un proceso complejo, que demanda un gran esfuerzo y una estrategia clara por parte de las empresas. Por tal motivo, las compañías que quieren dar inicio a los procesos de transformación digital que garanticen su competitividad en un mercado cambiante, deben tener claro que no sólo empezarán a usar tecnología como parte de sus procesos de negocio, sino que dicha implementación cambiará radicalmente su modelo de operación.

Este proceso de disrupción digital implica una serie de cambios en la cultura organizacional y demanda el compromiso de los empleados, un canal de comunicación adecuado, liderazgo fuerte por parte de sus directivos y, por supuesto, soluciones tecnológicas comerciales de última generación. Cómo afrontar este reto es el gran desafío que deben superar las empresas en la era de la transformación digital

(1) Ver “IDC FutureScape: Worldwide Digital Transformation 2017 Predictions” Disponible en https://www.idc.com/getdoc.jsp?containerId=US40526216

(2) Ver “What is Digital Transformation” Disponible en http://www.itpro.co.uk/strategy/28047/what-is-digital-transformation

Conozca más de nuestro producto:

 

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin